Siempre nos quedarán las  palabras


Adan (entero)

Lo recuerdo como si fuera ayer. La vi entre la multitud de multitudes; no era nada especial, camuflada en la sociedad, nadaba como un pez acostumbrado a bucear en aguas frías y turbias. Yo me detuve, ¿cómo no iba a hacerlo si moría por dentro? pero observé, lo hice .....


Los colores de la vida

Una mañana me levanté sobresaltada, sudorosa y con cierta taquicardia. No sabía el porqué ¿Un día especial, tal vez? Me pregunté, pero muy a mi pesar sabía que todo estaba igual y así estaría como los demás, ningún cambio, ninguna aventura alimentaría mi sangre excitada. El sol comenzó a inundar la


Inmortal

La tormenta caía como un gigante sobre la gran ciudad. Todos los ventanales de los más hermosos edificios construidos en el siglo pasado estaban cerrados y se podía ver como las gotas de agua jugaban entre ellas, empujándose las unas con las otras como buenas amigas. La imagen hipnotizaba ...


Alma

Hace nueve años que Alma marchó para no volver. “Nunca más me volverás a ver”, me dijo aquella noche. Estábamos en el puerto y su barco a punto de zarpar. Solo recuerdo que bajo el gran sombrero de paja podía verse una leve sonrisa de satisfacción, “tranquila podrás sobrevivir sin mí”, me dijo


Mis últimas palabras a Marcos (entero)

Aún soñaba con él. Todavía sentía su piel sobre la mía e incluso lo notaba en mi interior, recuerdos de las noches tórridas en el Hotel Vela. No me explico cómo, pero recordaba vívidamente, como si estuviera a mi lado, sus jadeos en el oído, su respiración ...


Taüll

Las majestuosas y nevadas montañas de los Pirineos catalanes envolvían el pequeño pueblo donde vivía. Un lugar pequeño sin duda, con la misma hermosura que las montañas de su alrededor, un riachuelo recorría cada una de sus peculiares calles, empedrada muchos años antaño con sólidas piedras, resiste


Jennifer

Su nombre era Jennifer, al menos por lo que decía la nota, y le apetecía hablar. A continuación, en pequeño y con tres interrogantes le preguntaba si estaba dispuesto a seguir con la conversación en el futuro. Era todo tan extraño. Volvió a comprobar el contenido de la pequeña nota amarilla, que a t


Eureka

La grisácea mar furiosa y los huracanados vientos azotaban la majestuosa navegación en la que se embarcaba el capitán protagonista de esta historia; un hombre bravo, combativo, defensor del bien común y gran seguidor de la palabra de Dios.


Denise

–Realmente creo que no me encuentro bien.
–¿Qué ocurre?
–Anoche me resfrié en el cementerio. Estaba dejando flores en una de las tumbas, cuando empezó a levantarse un fuerte viento de tramontana que me dejó helada. No pensé que hiciese tal tiempo...


La deleitable melodia del viento

Era una romántica en un mundo azaroso e hipócrita. Una mente idealizada en un mundo engañoso y defraudador. Nunca me había enamorado ni pensaba hacerlo. Intentar ser feliz ya me requería todo mi esfuerzo mental y físico. Vivía en una ciudad cercana a Barcelona, la metrópoli de las luces. Pero mi urb

National CPR Association

Sombras al atardecer

Trailer de la novela Sombras al Atardecer, colgada semanalmente en mi blog.

 

logo-footer

 

 ¿QUIEN SOY?

Mi nombre es Lídia Gilabert y aquí dejo mis humildes creaciones, diseñadas con el mayor mimo y amor para el disfrute de todos los lectores.

 

Desarrollado por GRUPO PROYECTOS WEB